Por todos es sabido que los perros muerden cosas y es una de las formas que tienen para interactuar con el mundo, además que es algo inherente a prácticamente todos los perros. Hay veces que los perros muerden demasiado y por eso es tan importante educarles para que no lo hagan, siendo mucho más aconsejable el aprendizaje cuando son cachorros. Por ello queremos darte algún que otro consejo para que tu perro no muerda.

Tips para que el perro no muerda

Antes de comenzar, hay que decir que nunca se debe enseñar con violencia. La violencia solo genera violencia y seguro que queremos que nuestro perro sea cariñoso y divertido, ¿no? Nunca hay que gritarle y mucho menos pegarle, hay otros métodos más efectivos.

Si el perro cuando es cachorro aprende las pautas de “deja” y “suelta”, será de gran utilidad. Para ello podemos usar su juguete favorito. Dejaremos que lo muerda y para que lo suelte, hay que premiarle con algo más atractivo que el propio juguete en sí. Una chuche para perros, un juego o un montón de caricias, serán suficientes para llamar su atención.

Los cachorros, además de por juego, muerden porque les molestan los dientes. Para ello, se pueden adquirir juguetes específicos para ello. De esta forma el perro podrá centrar sus esfuerzos en morder este juguete cuando lo necesite. Lo que no hay que ofrecerle es la zapatilla, porque interpretará que es un juguete y cuando sea mayor lo tomará por algo normal y será lo que muerda.

¿Y cuando el perro está solo? Debe acostumbrarse a su ausencia, aunque a veces tengan ansiedad por la separación, aunque sea de unas horas, lo que hace que la vuelque en morder las cosas de la casa. Para ello, debe hacer mucha actividad física. En nuestra ausencia hay que dejarle comida y agua suficiente y también los juguetes que suela morder con más frecuencia.