Si estás pensando en hacer un viaje y quieres ir acompañado de tu mascota en avión, debes saber que para poder viajar debes cumplir con una serie de normas, que pueden variar dependiendo de la compañía aérea que elijas. 

Lo que necesitas para viajar en avión con tu mascota

Para viajar con tu mascota en avión, por Europa (aunque para viajar a Estados Unidos, las normas son muy similares) necesitas tener un pasaporte veterinario. Una vez tengas en regla este pasaporte debemos revisar la normativa de la compañía aérea (hay algunas que no admiten animales salvo que sean perros lazarillos, por ejemplo, Ryanair).

  • Iberia: la compañía admite que las mascotas viajen en cabina, pero deben tener un peso máximo (incluyendo el transportín) de 8 Kg, además el transporte de la mascota debe ser previamente autorizado por la Oficina de Reservas. En el caso de que deseemos que el animal viaje en Bodega, el transportar o jaula, no puede tener unas dimensiones superiores a 45x35xc25 cm.
  • Vueling: En cabina el peso máximo será el mismo que el permitido por Iberia, máximo 8 Kg. Se requiere además que el animal vaya en una caja con fondo impermeable y con agujeros para que pueda respirar correctamente. La caja irá debajo del asiento del pasajero y bajo ninguna circunstancia puede salir de la caja mientras esté dentro del avión. Con Vueling no se pueden llevar los animales en bodega.
  • Lufthansa: Al igual que en los casos anteriores no se permite que el peso del animal con el transportín supere los 8Kg para viajar en cabina. En caso de querer viajar en bodega se debe tener en cuenta que el contenedor que albergue al animal tenga el espacio interior suficiente como para que el animal se ponga en pie y pueda moverse. Se sigue la normativa establecida por la IATA (International Air Transport Association)