Existen enfermedades silenciosas que no muestran síntomas hasta que es demasiado tarde. Diagnosticarlas a tiempo es crucial para alargar y mejorar la calidad de vida de tu gato.

La enfermedad renal en los gatos

En felinos, la enfermedad renal es una de las patologías más frecuentes, especialmente en animales de avanzada edad.

¿Sabes qué es la enfermedad renal en gatos?

Debido a su especial naturaleza, los gatos no suelen mostrar nunca evidencias de su enfermedad. En este caso y dado que los síntomas son leves al principio de la enfermedad, es difícil que nos demos cuenta hasta que llegan a fases avanzadas.

La enfermedad renal en felinos Se produce cuando existe un deterioro progresivo e irreversible en los riñones, acumulando productos de desecho en sangre que actúan como toxinas y que acaban siendo los responsables de que el animal comience a encontrarse mal.

Síntomas en los gatos

No son sencillos de detectar y no siempre se dan, sobre todo en la enfermedad renal crónica.

Los más comunes son:

  • Adelgazamiento gradual

  • Inapetencia

  • Aumento en el consumo de agua y en la producción de orina

  • Poca energía

  • Vómitos

¿Cuáles son las causas?

Las causas más frecuentes son las siguientes:

  • Nefritis intersticial crónica

  • Obstrucción de los uréteres

  • Infecciones bacterianas o víricasInfecciones bacterianas o víricas

  • Tumores

  • Ingesta de productos tóxicos 

  • Problemas inmunológicos o traumatismos

Pedir cita para diagnóstico precoz y descuento del 25%

La hipertensión en gatos

La hipertensión felina también llamada el asesino silencioso, pues tiene efectos muy negativos en órganos vitales y cuando aparecen los síntomas, la salud del gato ya está muy deteriorada.

¿Sabes qué es la hipertensión en gatos?

Existen enfermedades que provocan daños en el organismo sin que apenas nos demos cuenta… La hipertensión arterial en los gatos es uno de esos específicos casos. La hipertensión en el gato puede causarle daños peligrosos e irreversibles en órganos de gran importancia, y por ello la detección precoz es muy importante.

La tensión arterial normal en los gatos se encuentra entre 120-140 mmHg (milímetros de mercurio). Entre 140-159 mmHg se considera que el felino es prehipertenso, entre 160-179 mmHg que tiene hipertensión moderada, y a partir de 180 mmHg, padece hipertensión severa.

Síntomas en los gatos

Los síntomas más comunes son:

  • Hemorragias intraoculares (hifema) o desprendimiento de retina, que pueden conllevar hasta la pérdida total de la visión

  • Hemorragias intracraneales, que producen en el gato graves cambios en el comportamiento o enfermedades como por ejemplo: poca actividad, rechazo al contacto humano, ataxia, temblores, demencia, convulsiones e incluso, coma.

  • Síntomas de insuficiencia cardiaca congestiva

  • Signos de insuficiencia renal crónica, como polidipsia y poliuria (beber y orinar con mayor frecuencia de lo normal).

¿Cuáles son las causas?

Las causas más frecuentes son las siguientes:

  • Con base genética. Es poco usual en gatos.

  • Causada por enfermedades como la insuficiencia renal crónica o trastornos endocrinos como la diabetes o el hipotiroidismo.

  • Consecuencia del estrés o miedo. El problema empieza cuando el aumento de la presión se mantiene en el tiempo; esa es la verdadera hipertensión.

El principal problema radica en que no se observan síntomas hasta que no se han producido daños graves, incluso irreversibles. Por eso, es tan importante anticiparnos.

Pedir cita para diagnóstico precoz y descuento del 25%

¿Cómo podemos ayudar a tu mascota?

En esta campaña realizaremos un chequeo para evaluar la salud de tu gato

Este checkeo incluye:

  • Análisis de sangre para analizar tiroides y riñón

  • Análisis de orina

  • Radiografía de tórax

  • Medición de la presión arterial

  • Chequeo general

Pedir cita para diagnóstico precoz y descuento del 25%