Prácticamente, todos los comportamientos raros de tu perro tienen una explicación. Por muy extraño que te parezca, los perros hacen muchas cosas que nosotros no comprendemos, sobre todo si no se ha tenido un perro antes.

Comportamientos raros del perro que tienen explicación

Uno de los comportamientos más raros es comerse sus deposiciones e incluso las ajenas. Algunas de las causas más comunes es que sufra alguna clase de problema digestivo, que esté pasando hambre o incluso que se le haya castigado muchas veces por hacerse caca en casa. En cualquier caso, es importante llevarlo al veterinario.

Cuando un perro se frota y se revuelva tras un baño, no es que le guste volver a estar sucio sino porque el perfume que le deja el champú, aunque sea neutro, no les gusta. Por ello, lo que intenta es eliminarlo de su cuerpo. Otra posibilidad es que sea el instinto cazador que tienen muchos perros. Para no dejar pistas de su olor, se suelen rebozar en barro o tierra.

Perseguirse la cola puede parecer, a la vez de raro, divertido. La razón es porque el perro puede estar aburrido y lo único que quiera hacer es pasar un buen rato, algo muy normal entre los cachorros.

Seguro que alguna vez habrás visto cómo cuando tocas la barriga a tu perro mueve una pata trasera o incluso las dos. Al igual que cuando el médico nos golpea la rodilla con un pequeño martillo y se mueve, lo mismo le pasa al perro, se trata de un acto reflejo, conocido como reflejo de rascado.

Para finalizar, cuando el perro arrastra el trasero por el suelo, responde a una razón y puede ser debido a que tenga alguna clase de dificultad para vaciar sus glándulas anales o porque tiene lombrices intestinales. No importa la razón, se recomienda ir con el perro al veterinario para que lo reconozca.