Posiblemente te hayas preguntado en alguna ocasión cómo limpiar los ojos de mi mascota, pero no hay que preocuparse porque es mucho más sencillo de lo que pudieras llegar a pensar, aunque hay que seguir unos pasos poco a poco.

Es muy importante acostumbrarse a incluir esta limpieza en la rutina de higiene diaria del perro, para mantener su salud ocular en las mejores condiciones posibles. ¿Cómo limpiar los ojos a la mascota?

Cómo limpiar los ojos a la mascota, paso a paso

Pongamos como ejemplo que queremos limpiarle los ojos a nuestro perro. Comenzaremos buscando un sitio tranquilo en el hogar para poder hacerlo tranquilamente. Los perros, al igual que los humanos, tienen los ojos muy sensibles, por lo que hay que realizarle limpiezas oculares periódicas.

Hay que mirar si el perro lagrimea demasiado y si esta es de color verdoso, eso puede revelarnos que tiene una infección, por lo que habría que llevarlo al veterinario y que sea quien determine el tratamiento a seguir.

Para limpiar unos ojos sanos, bastará solo con suero fisiológico. En este caso pueden elegirse los envases monodosis o si se quiere economizar el gasto, se puede adquirir una botella de litro de este líquido.

Debemos empapar una gasa limpia con el suero y ya podremos limpiar zona de párpados, pestañas comisuras de los ojos, etc. Con ello conseguiremos quitar posibles restos de suciedad y dejar limpios los ojos. Si el perro se muestra nervioso, siempre hay que acompañarle de caricias y palabras cariñosas para que se tranquilice y sepa que no le va a pasar nada.

Echarle gotas de suero fisiológico al ojo también es muy recomendable, siempre cuando esté completamente tranquilo. Con una mano se sostiene la cabeza y la otra mano se usa para abrir el ojo al perro, con el pulgar y el índice. Se le dejan caer una o dos gotas del suero que haya sido recomendada por el veterinario y ya habremos terminado la rutina de limpieza ocular de nuestro peludo amigo.