Los animales, cuando son cachorros, sobre todo los perros, suelen morderlo todo, algo lógico porque es una de las formas naturales que tienen para explorar y conocer lo que está a su alrededor. El problema es que cuando les salen los dientes no son conscientes de que pueden estropear muchas cosas del hogar, con nuestro consiguiente enfado.

¿Cómo hacer que los cachorros dejen de morder las cosas?

Con los cachorros hay que tener mucha paciencia pero siempre hay que hacerles ver nuestra desaprobación cuando muerde las cosas. Hay que hacerle ver que no debe hacerlo, pero nunca pegarle. Debe aprender que tanto estando nosotros en casa como si no estamos, no debe morder las cosas.

Cuando dos cachorros juegan entre sí, suelen morderse y uno puede apretar fuerte y el otro emitir un chillido de dolor. Cuando esto pasa, todo se para. Nosotros podemos seguir este ejemplo y emitir un grito firme para que deje de morder lo que esté mordiendo.

Otra alternativa es proporcionarle sus propios mordedores para que pueda desahogarse mordiendo hasta que se canse con ellos. De esta forma, evitaremos que muerda todo lo que encuentre por casa y evitaremos tener que reñirle. Los podemos encontrar de muchos tamaños y de gran resistencia por muy poco dinero.

Es muy importante que cuando estemos jugando con ellos, no les hagamos de rabiar, porque esto hace que el perro tenga la boca abierta, lo que puede hacer que el perro quiera morder cualquier cosa dado que a nosotros no ha podido hacerlo.

No hay que olvidarse que en muchas ocasiones, los perros pueden llegar a morder por aburrimiento o incluso por ansiedad. Sacarlos a que hagan ejercicio puede ser una fantástica manera de hacer que no piensen en otra cosa que en descansar, con lo que no tendrán ese instinto de morderlo todo.