A todas las personas que aman a los animales y quieran tener en casa, seguro que les encantaría tener varios, darles una buena vida y disfrutar con ellos. A pesar de ello, es importante tener en cuenta que a veces elegir mascota no es tan fácil y hay que tener en cuenta detalles como el tipo de animal a elegir según el tipo de casa que tengamos.

Elección de mascota según nuestro tipo de casa

No todo el mundo tiene una casa de 300 metros cuadrados con jardín y la gran mayoría vivimos en pisos, más o menos grandes. Partiendo de esa base, debemos tener en cuenta la clase de mascota que necesitamos.

Por ejemplo, si nos encantan los perros y ya tenemos claro que contamos con el tiempo suficiente como para sacarlo al menos tres veces al día y darles los cuidados que necesita, debemos seleccionar bien. Si nuestra casa es un apartamento de unos 50 metros cuadrados, tener un Gran Danés, por ejemplo, no es una buena idea.

Los perros requieren su espacio, pero tampoco quiere decir que un Pug o un Carlino puedan vivir en una caja de zapatos. Debemos elegir a un perro que vaya acorde al tamaño de nuestro hogar y también proporcionarle un espacio donde esté cómodo y no demasiado apretado.

Una opción a los metros de la casa es elegir un gato, dado que siempre se amoldarán mejor al espacio disponible, pero también debe contar con su espacio para que tenga un rincón cómodo donde poder retirarse siempre que lo desee, aunque los gatos considerarán que la casa entera es suya y prácticamente se pondrán donde ellos quieran.

No solo debemos pensar en perros y gatos, aunque sean los más comunes, podemos tener en cuenta algún roedor, un gecko o cualquier otra especie que no requiera de un gran espacio. Pero antes de lanzarnos a por una mascota, pensemos en ellas y seamos consecuentes con el espacio del que disponemos.