Muchas personas piensan que los periquitos únicamente comen alpiste, pero una dieta basada en ese producto es bastante pobre. La comida de periquitos debe ser variada y debemos ofrecerle un cuidado número de alimentos, sobre todo teniendo en cuenta que hay alimentos que no pueden comer como la berenjena, la patata cruda o el aguacate, lo que resulta muy tóxico para ellos.

La alimentación que debemos darle a los periquitos

El periquito debe recibir ración de alimentos secos, que debe ser entre un 12 y un 15% de su peso corporal. Es importante acostumbrarles desde que son pequeños a un pienso de mantenimiento de calidad. Además, hay que proporcionarle a diario una mezcla de semillas específicas para periquitos.

Por otro lado, también debemos proporcionarle ración de alimento húmedo, que debe suponer entre un 9 y un 10% de su peso corporal, lo que viene a ser unos 5 gramos aproximadamente.

Esta ración debería estar basada sobre todo en frutas no dulces y vegetales de hoja verde. Entre ellos destacan las espinacas, acelgas, lechuga, hijono, apio, guisantes, zanahoria, pepino, manzana, fresas, mandarinas o naranjas, una, piña, etc. De esta forma, el periquito recibirá una alimentación equilibrada.

Debemos prestar especial atención a lavar bien todas las piezas que le vayamos a dar, para que queden libres de cualquier resto de pesticida o restos de suciedad que pudieran tener, sobre todo en las hojas verdes de acelgas, espinacas y también lechuga.

De vez en cuando, podemos darle como premio algo especial para comer como una gelatina, daditos de fruta deshidratada, una rama de mijo, gelatinas especiales, etc. Esto hará que su alimentación no sea tan monótona. No debemos olvidar la importancia de conocer cuáles son los alimentos que nunca debemos darle a un periquito para evitar que puedan sufrir problemas de salud y podamos proporcionarle una vida adecuada.