Llega el verano, y con él llega el calor, que nos afecta a todos, también a nuestros perros. Y cuando se trata de perros de pelo largo, más adecuados para zonas frías que para nuestro clima entre templado y cálido, se acerca el momento afrontar el momento de un corte de pelo de verano, para el que podemos llevarlos a una peluquería canina u optar por coger las tijeras y hacerlo nosotros mismos.

Cómo hacer un buen corte de pelo para verano a nuestros perros

Lo primero que debes saber es que no todos los perros requieren de un corte de pelo veraniego. Puedes prescindir de él en todos los pelos de pelo corto y en aquéllos cuya capa de pelo sea delgada y fina, como ciertos perros de caza. Luego, debes tener en cuenta que mientras el pelo largo y el perro rizado se debe cortar con tijeras, el pelo duro se puede arreglar con un simple paso de la máquina de motilar (una afeitadora para perros), mientras que en los de pelo fino o largo primero hay que usar las tijeras.
Pasos a seguir:

  • Revisa el perro por si tuviera garrapatas o heridas. En caso de tener heridas abiertas pospón el corte.
  • Baña al perro y péinalo con un cepillo adecuado para su tipo de pelo. Sécalo con una toalla.
  • Súbelo a una mesa y sujétalo o busca ayuda.
  • Recorta el pelo de la cara y el pelo largo del resto del cuerpo con unas tijeras de punta roma. Empieza por la parte superior y ve bajando, por capas.
  • Acaba de recortar el pelo corto que queda con la máquina de motilar e iguala las zonas que hayan podido quedar irregulares.
  • Peina nuevamente al perro para soltar los restos de pelo cortado.
  • Usa el secador o, si hace mucho calor, deja que se seque al aire. Te lo agradecerá.