Una característica distintiva de la raza canina ha sido siempre su costumbre de lamerse las heridas. Este hecho es tan universal que hasta se utiliza esta expresión para describir un sentimiento humano.

Todos hemos visto alguna vez un perro pasando su lengua durante un buen rato sobre alguna herida, pero, ¿por qué lo hacen?, ¿cuál es la motivación que conduce a su instinto a lamerse una herida?

Aliviar el picor

Cualquiera que haya tenido una herida sabe que en algún momento del proceso de cicatrización la zona se irrita y nos produce un molesto picor. Los humanos contamos con productos que pueden aliviarnos estos picores. Aún con ello en ocasiones hay que tener mucha fuerza de voluntad para evitar rascarse la zona afectada.

Los perros no cuentan con los mismos recursos que los humanos. Para intentar aliviar el picor tienen que utilizar los medios que la naturaleza les ha proporcionado. En su caso la lengua es la herramienta ideal para mitigar los picores que les producen las heridas en perros

Así pues, más allá de las consideraciones científicas, los perros se lamen las heridas porque estas le producen picores.

¿Es bueno que los perros se laman las heridas?

Con independencia de si es bueno o malo que un perro se lama las heridas, lo cierto es que es un recurso instintivo y seguiremos viendo a nuestros amigos lamerse las heridas y observándonos extrañados cuando les pedimos que dejen de hacerlo.

La saliva de los perros reacciona con la superficie de la herida y ayuda en la cicatrización y la desinfección. Sin embargo, sabemos que cuando se tiene una herida lo más recomendable es conseguir que se seque cuanto antes para acelerar el proceso de cicatrización.

Hay que tener en cuenta también el elevado número de gérmenes que se transportan desde la saliva hacia las heridas de los animales, motivo por el cual en las clínicas veterinarias se coloca un collar isabelino.

Ponte en contacto con nosotros si tienes alguna duda o ven a visitarnos.