Con la llegada de altas temperaturas, nuestros felinos necesitan refrigerar su cuerpo para evitar golpes de calor. Debemos estar pendientes de que nuestro gato esté preparado para soportar los días más calurosos.

Con el sudor  los humanos regulamos nuestra temperatura corporal, pero los gatos no disponen de este mecanismo de refrigeración tan avanzado y por ello son más susceptibles al calor.

Os contamos hoy 5 CONSEJOS PARA REFRESCAR A TU GATO EN VERANO.

  • El hielo, un gran aliado para nuestro gato. Recuerda siempre que nuestro gato tenga acceso a agua, y aconsejamos incorporar algo de hielo a su bebedero varias veces al día. Con ello, nuestro felino encontrará una salida de escape antes las horas de calor.
  • Es el momento de ir al peluquero canino. Consulta siempre con un profesional para cortes de pelo; no siempre son aconsejables. Sin el pelaje de tu gato es espeso, seguramente es aconsejable recortar ciertas zonas de pelaje; tu felino lo agradecerá.
  • Refresca periódicamente sus almohadillas. Es aquí donde los gatos tienen glándulas sudoríparas y si están frescas, tu felino soportará mejor el exceso de calor.
  • Habilitar lugares frescos en casa. Es momento que nuestro gato tenga en casa lugares frescos, que le ayuden a soportar el calor. Es aconsejable dejarle la bebida y comida en lugar fresco de la casa, donde vuestro gato puede pasar los momentos con picos de temperatura.
  • Jamás dejes a tu gato sólo en el coche. Un gato encerrado en un coche en verano, aunque sea poco tiempo, es un riesgo enorme. Es una precaución lógica, pero debemos tener en cuenta que hace falta muy pocos minutos para causar un problema letal a un gato, que está encerrado en un coche.

Desde VETERPET te aconsejamos estar siempre pendiente del entorno de tu felino frente al calor. Ante los más mínimos síntomas de golpe de calor de un gatos acude a alguna de nuestras clínicas.