El clima mediterráneo hace que gran parte del año las temperaturas sean elevadas, sobre todo en época estival. Nuestros canes padecen estas temperaturas más que nosotros y debemos estar pendientes para evitar un golpe de calor de nuestra mascota.

Es muy importante saber que los perros no sudan y que a través del jadeo es como regulan su temperatura. Además, algunas razas de perros usan su pelo como aislante térmico luego antes de raparlos es mejor consultar a un peluquero canino profesional.

Os contamos hoy los síntomas más habituales para detectar que nuestro peludo tiene calor.

4 SÍNTOMAS DE CALOR EN NUESTRO PERRO

  • Disminución de actividad. Es el síntoma más claro que podemos detectar. Nuestros peludos suelen ser animales activos y ante un día de altas temperaturas, si detectamos que están algo apáticos debemos refrescarlos.
  • Jadeo constante. Cuando nuestros canes jadean constantemente es porque seguramente tengan calor. Dado que el jadeo lo usan como regulador térmico, sin duda si se acelera es fruto del calor.
  • Enrojecimiento de sus mucosas. Si las encías de tu peludo enrojece es síntoma claro que está acalorado.
  • El perro entra en shock.  El perro ha llegado al límite y además sus mucosas se convierten en gris. El perro con total seguridad está sufriendo un golpe de calor. En estos casos lo mejor es poner el can en lugar fresco con aire acondicionado y contactar de inmediato con su veterinario.

Desde VETERPET siempre aconsejamos en días calurosos no usar el coche con nuestros canes. Hasta que el aire acondicionado del vehículo refresca el vehículo, nuestro can puede sufrir un golpe de calor pues su resistencia a altas temperaturas en menor a la humana.

Aconsejamos que nuestro can tenga en casa una estancia fresca en la que pueda refugiarse en días de altas temperaturas.