Este ácaro, si bien es una amenaza durante todo el año, es con la llegada del calor cuando realmente puede convertirse en un suplicio para tu mascota. Además su detección en nuestra mascota no es fácil, pues son diminutas y tienda a esconderse en los pliegues de la piel del animal.

Prevenir mejor que curar es siempre la mejor opción. En caso que detectes alguna garrapata en tu animal, es muy importante que no la arranques antes de matarla. Untando la garrapata con un poquito de aceite, morirá y podrás eliminarla, sin miedo a que quede dentro de tu mascada un trozo de ella que provocará infecciones.

Os contamos hoy, como evitar que este ácaro afecte a un animal.

4 CONSEJOS PARA PREVENIR GARRAPATAS EN LOS ANIMALES

  • Evitar contacto con su hábitat. Las garrapatas encuentran su hábitat en prados, maleza y zonas con gran vegetación. Allí esperan al paso de algún animal para invadirlo. Cuanto menos este nuestro animal en contacto con este hábitat, menos probabilidad tendrá de ser “atacado”.
  • Usa collares antiparásitos. Es la opción más accesible y quizás de las más eficaces. En las tiendas de VETERPET encontrarás un amplio abanico de modelos y aconsejamos siempre su uso correcto. Estos collares tiene fecha de caducidad y es aconsejable su cambio regular. Si tu animal no se encuentra cómodo con un collar también hay sprays.
  • Mantén bien cepillada a tu mascota. Cuantos más fácil pongamos el agarre, más posibilidades hay que una garrapata acabe en nuestro animal.
  • Limpia habitualmente la cama de tu mascota. Es aconsejable también el aspirado de los recovecos de casa para evitar que la garrapata esté al “acecho”.

Desde VETERPET, aconsejamos siempre visita periódica de nuestras instalaciones, donde uno de nuestros puntos esenciales a revisar a tu animal será si tiene parásitos.