Entender el comportamiento y el lenguaje corporal de tu mascota te ayudará a tener un vínculo más cercano con él y comprender la manera en que se siente.
Os dejamos una pequeña recopilación de gestos y acciones que los gatos suelen hacer y que son una clara muestra de cariño hacia ‘sus humanos’.

Maullar y ronronear

Maullar

Cuando tu gato se dirige a ti maullando seguramente esté demandando comida o que le des cariño.

Ronronear

La causa más habitual del ronroneo de un gato es que está a gusto, por eso suelen emitir estos sonidos cuando son acariciados. No obstante, a veces, los gatos también ronronean cuando están asustados o enfermos.
En cualquier caso, un ronroneo siempre significa un sentimiento intenso por parte de un gato.

Tener contacto físico

Con la cabeza

Cuando rozan a los humanos, los gatos dejan sus feromonas. Es su forma de ‘marcarnos’ y suelen hacerlo con la cabeza, la zona de su cuerpo donde se segregan mayor número de feromonas.

Con las almohadillas de sus patas

Presionar con las almohadillas de sus patitas es una de las maneras que los gatos tienen de demostrar su amor. Este gesto es algo que los felinos hacen cuando maman siendo cachorros y que de adultos repiten, haciendo como que ‘amasan’ con sus almohadillas.

Dar mordisquitos

Si tu gato te da pequeños mordisquitos durante el juego es una manera de darte cariño.
No obstante, si la intensidad del mordisco es fuerte y/o va acompañado de otros gestos corporales como el lomo erizado o la espalda arqueada estará queriendo decirte que le estás molestando o está asustado.

Con su lenguaje corporal

Acostarse boca arriba

Cuando un gato se acuesta boca arriba es muestra de que está tranquilo y confianza. Un gato en estado de alerta jamás se tumbará de este modo. Si tu gato se acuesta así se siente relajado en tu compañía.

Tener la cola erguida

La posición de la cola de un gato puede darnos pistas de cómo se siente. Si la cola está levantada es que el minino tiene una actitud amigable. Si además, la punta está un poquito doblada, nos indicará que el felino está contento.
Si además la punta de la cola está ligeramente doblada, esto representa el estado máximo de alegría.

Con estas pautas podréis conocer mejor los deseos y necesidades de vuestros gatos. Os daréis cuenta de que no son tan ariscos como se dice. ¡Si te ha gustado el artículo y quieres aprender más sobre comportamiento animal y cuidados para tu mascota, no olvides echar un vistazo a nuestro blog!