Como habrás podido notar, cuando los perros tienen calor no sudan de la misma manera que las personas. Su pelaje no se humedece, sino que podrás percibir que jadea e incluso babea.

El sistema termorregulador de los canes es más complejo que el de los humanos. A diferencia que las personas, los perros no tienen glándulas sudoríparas repartidas por todo su cuerpo, solo en áreas muy concretas.

La sudoración humana es mucho más eficiente que la de los canes, por lo que estos últimos son mucho más propensos a padecer golpes de calor que las personas.

Si no tienes claro cómo detectar que tu perro tiene calor, puedes informarte en este post sobre los 4 síntomas de calor en nuestro perro.

¿Sudan igual todos los perros?

Las áreas por las que sudan todos los perros son las mismas, no obstante, los canes de menor tamaño presentan sistemas de termorregulación más eficaz que los de mayor envergadura.

Lo mismo ocurre con los cachorros, los perros ancianos y los enfermos, que son grupos más expuestos a sufrir golpes de calor.

¿Por dónde sudan los perros?

Los canes sudan principalmente por las siguientes zonas de su cuerpo: la nariz, la boca y las almohadillas de sus patas.

Por la boca

La principal área por la que los canes sudas es la boca. Estos animales jadean para perder calor y refrigerarse.

Cuando el organismo del perro nota que la temperatura corporal es mayor a la ‘normal’ (de entre unos 38º y 39º), bombea sangre hacia la lengua.

No obstante, la lengua no es la única zona hacia que el organismo envía sangre. Cuando éste detecta. calor excesivo, envía la orden de que las venas faciales se dilaten para que la sangre llegue de manera más efectiva y disminuya la temperatura de la cabeza, las orejas y la cara.

Teniendo en cuenta lo anterior, es fundamental que, si tuvieras que escoger un bozal para tu perro, tengas en cuenta que éste permita jadear.

En este artículo puedes consultar algunas características que ha de tener un bozal para que sea bueno para tu perro.

Por las almohadillas de las patas

Por otro lado, las almohadillas de las patas de los perritos tienen glándulas sudoríparas.

La sudoración de esta zona del cuerpo hace, además, que las patitas tengan mayor adherencia al suelo.

Por la nariz

Al igual que las almohadillas, la nariz o trufa de los perros, también tiene glándulas sudoríparas.

Para que el perro pueda tener un buen olfato es necesario que la trufa esté siempre húmeda, por lo que el sudor, junto a la mucosidad, son esenciales para lograr un buen olfato.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a conocer mejor a tu mascota. Si quieres aprender más sobre comportamiento y cuidado animal, no pierdas de vista nuestro blog. ¡Gracias por leernos!https://www.clinicas-veterpet.com/blog/