Como cada semana, lanzamos un nuevo artículo en nuestro blog. En esta ocasión, queremos facilitaros un listado de algunos alimentos que pueden ser muy perjudiciales para tu gato y que debes evitar que consuma.

Lácteos

Hay algo que debes conocer… ¡El gato adulto es intolerante a la lactosa! Por tanto, se debe evitar que los mininos la consuman.

¿Qué efecto tienen en su organismo?

El consumo de lácteos puede provocar complicaciones digestivas a tu gato.

Recuérdalo, ¡los felinos no pueden tomar ni leche ni yogures ni ningún otro derivado de los lácteos!.

Es cierto que algunos mininos presentan más tolerancia a la lactosa que otros pero es muy habitual que los gatos sean intolerantes o incluso alérgicos a la misma.

No debe ocurrir pero, si se diera el caso de que tu gato tomara leche, observa si presenta vómitos, diarrea o, incluso anomalías cutáneas que puedan servir de alarma. Si esto ocurriera, acude lo más pronto posible al veterinario.

Chocolate, café y té

El café el chocolate y el té contienen sustancias que pueden resultar muy dañinas para el organismo de un gato: la teobromina, la cafeína y la teína.

¿Qué efecto tienen en su organismo?

La teobromina, la teína y la cafeína pueden provocar diarrea, vómitos y acelerar el pulso de los mininos.

El organismo de los gatos no es capaz de eliminar la teobrima por lo que, en grandes cantidades, puede resultar fatal.

Verduras como cebolla, puerro y ajo.

Estos alimentos, incluso en pequeñas cantidades, puede provocar anemia en los gatos.

¿Qué efecto tienen en su organismo?

La ingesta de puerro, ajo y/o cebolla puede suponer la destrucción de los glóbulos rojos de los gatos. Esto viene provocado por una sustancia llamada tiosulfato que, al contrario que ocurre con los humanos, es muy dañina para los gatos.

Alcohol

De entrada puede parecer obvio pero nos parece importante recalcar que la ingesta de alcohol puede provocar la muerte de los gatos.

¿Qué efecto tiene en su organismo?

El organismo de los gatos no es capaz de procesar el alcohol. Su cuerpo lo detecta como una sustancia tóxica y puede sufrir un paro cardiorrespiratorio y muerte súbita.

Frutas como el aguacate o la uva.

Algunas frutas que no debes ofrecer a tu gato son el aguacate, las uvas, cítricos o plátanos.

Aguacate

La persina, presente en los aguacates, puede resultar altamente tóxica y causarle dolor abdominal, vómitos, diarrea y problemas respiratorios.

Como todas las sustancias que hemos nombrado a lo largo de este artículo, la persina podría provocar la muerte de los gatos si se ingiere en grandes cantidades.

Uvas

Si se toma en grandes cantidades, las uvas (y también las pasas), pueden provocar daños severos en el sistema renal de los gatos.

Epinas y huesos

Como podrás intuir, las espinas de pescado y los huesos pueden generar atragantamientos y asfixia a los gatos.

Es muy importante examinar la comida que vayas a servir a tu mascota y detectar posibles piezas que puedan resultar dañinas para evitar que se las coma.

Espinas

Las espinas pueden causar perforaciones en el esófago y obstrucciones intestinales. ¡Trata de evitar que tu gato coma espinas de pescado!

Huesos

Los huesos de pollo son unos de los más temidos para los veterinarios, pues pueden provocar serios daños a perros y gatos.

¡Si vas a darle pollo a tu gato, mejor que esté cocido y que no tenga ningún hueso!

Si sospechas que tu gato ha podido ingerir alguno de los alimentos de este listado o crees que puede ser intolerante o alérgico a cualquier otro alimento, no dudes en ponerte en contacto con tu veterinario. Recuerda… ¡su salud es lo primero!