Los parásitos pueden provocar en los perros  problemas leves como irritaciones pero también complicaciones más severas que podrían desencadenar, incluso, en la muerte del animal.

La desparasitación es una  medida preventiva que ha de realizarse de manera periódica para garantizar la buena salud de los perros.

Parásitos internos y eternos

Parásitos internos

Existen parásitos que afectan a los perros de manera interna y otros que lo hacen en el exterior del animal. Los del primer tipo se dan en el intestino de los canes, siendo los más comunes las lombrices y los gusanos. Este tipo de parásitos se trata por vía oral.

Parásitos externos

Los parásitos externos, por el contrario, se dan en el exterior del perro. Los más habituales son los siguientes: garrapatas, ácaros, pulgas y piojos.

En términos científicos se les conoce como ectoparásitos y además de para el animal, también existe la posibilidad de que transmitan enfermedades a los humanos.

En el artículo de hoy nos centraremos en los distintos métodos que existen en el mercado para llevar a cabo la desparasitación externa canina.

Opciones para la desparasitación externa:

  1. Collares

La mayor eficacia de estos collares son frente a pulgas, piojos y garrapatas, pero también hay modelos que también protegen a las mascotas frente a mosquitos y la temida leishmaniosis.

Qué tener en cuenta

A la hora de escoger un collar para tu perro has de considerar determinados aspectos:

En primer lugar, has de optar por uno que se adapte a su tamaño y raza. Hay diferentes medidas de collares en función del peso de tu mascota.

Duración

La eficacia de los collares puede variar de un modelo o marca a otra. La duración media suele estar en torno a los 6-7 meses. Además, un mismo collar puede tener ,por ejemplo, 4 meses de protección frente a pulgas y 12 frente a garrapatas.

¡Pide asesoramiento a tu veterinario si no sabes por qué opción decantarte!

Frente a qué protege

Por otro lado y, como te comentábamos al inicio de este apartado, no todos los collares antiparasitarios protegen a las mascotas frente a los mosquitos. Si deseas optar por un collar que cumpla este requisito, fíjate en que en sus características aparezca que es eficaz frente al flebótomo (mosquito causante de la leishmaniosis).

 

  1. Pipetas

Las pipetas también son una opción eficaz para proteger a los perros de parásitos, no obstante no presentan una duración tan prolongada como la de los collares.

El tiempo de protección de las pipetas puede ir desde un mes a tres meses según el producto.

Al igual que ocurría con los collares, también hay pipetas que protegen frente los flebótomos.

 

Qué tener en cuenta

A la hora de escoger una pipeta para tu perro, ten en cuenta el peso del animal y su raza. ¡Es fundamental para evitar intoxicaciones! Si te surgen dudas, pregunta a tu veterinario.

Es importante que no bañes a tu perro ni en el día previos ni en las 24-48 horas  tras la aplicación.

Cómo aplicarlas

Las pipetas han de ponerse en la zona de la nuca del perro, para evitar que pueda chupar el líquido. ¡Has de aplicarla en la piel del animal, no en el pelo!

 

  1. Sprays

Los sprays tienen alrededor de 4 semanas de duración desde su aplicación, aunque dependerá de la composición del spray en cuestión.

Este método presenta una menor eficacia antiparasitaria que los collares pero, a diferencia de otros métodos, los sprays tienen una eficacia inmediata.

 

Además de optar por alguno de los métodos antiparasitarios que hemos enumerado en este artículo, es conveniente que apliques, de vez en cuando, champú antiparasitario de pH neutro a tu perro cuando lo bañes. Con ello, además de cuidar su pelaje y piel, lograréis mantener a raya a los parásitos externos.

Como siempre, si te surge cualquier duda sobre métodos antiparasitarios para tu mascota, estaremos encantados de asesorarte. ¡Te dejamos aquí nuestros datos de contacto!