La edad a partir de la que se suele considerar a un perro como ‘senior’ suele rondar, de media, los 7 años de edad. No obstante, los perros de raza grande entran en esta etapa a partir de los 6 años y los de razas de menor tamaño, algo más tarde, a partir de los 8 años.

Alimentación

Con el paso del tiempo, el metabolismo de los perros se vuelve mas lento, por lo que los perros senior pueden tener tendencia a engordar.

A la hora de escoger alimentos caninos es fundamental tener en cuenta que estos se adapten a la edad y estado físico del can. Existen piensos específicos con ácidos grasos (como por ejemplo el omega 3) y antioxidantes, que son muy buenos para perros adultos y senior.

Lo idóneo es que consultes con tu veterinario las pautas de alimentación más aconsejables para tu mascota.

Ejercicio

El ejercicio físico es fundamental para los perros senior. Igual que ocurre en los humanos, realizar actividad física evitará que nuestra mascota tenga problemas de sobrepeso y mantenga un buen tono muscular.

La cantidad e intensidad de ejercicio dependerá de cada perro en cuestión, de su estado físico y de si tiene complicaciones de salud.

Siempre teniendo en cuenta las limitaciones que pudiera tener el animal, trata de que haga algo de ejercicio físico cada día pues afectará de manera positiva tanto a su equilibrio físico como mental.

Problemas de salud asociados a la edad

Cuando los perros envejecen suelen surgir complicaciones y patologías asociadas al envejecimiento. Estas son algunas de las más comunes:

Problemas visuales y/o auditivos

Es habitual que las capacidades visuales y auditivas de los perros se vean mermadas cuando alcanzan la etapa senior de su vida. Es frecuente que aparezcan cataratas.

Hipotiroidismo

Se da cuando la glándula tiroides se debilita y disminuye su actividad. Es la enfermedad hormonal más habitual en perros y suele afectar a su piel y pelaje. También es habitual que los animales con este problema de salud sufran ansiedad y tiendan a engordar.

Artrosis y artritis

Se tratan de complicaciones en las articulaciones. La artritis consiste en la inflamación de las articulaciones y la artrosis es una enfermedad en la que los huesos friccionan porque el desgaste previo del cartílago articular.

Demencia senil

Cuando se da, suele comenzar en torno a los 7-10 años de vida del animal y es un proceso degenerativo mediante el cual los perros van perdiendo capacidades psíquicas.

La demencia senil puede manifestarse con cambios en el comportamiento del animal: puede mostrarse apático, muy cansado, desorientado, más nervioso de lo habitual o incluso ser incapaz de responder a estímulos que previamente resolvían sin complicaciones.

Si observas cambios de comportamiento o en las capacidades cognitivas de tu perro senior te recomendamos que acudas al veterinario para que realice un diagnostico de posibles patologías y defina el tratamiento a seguir.

Para acabar el articulo queremos dejarte 5 consejos clave para cuidar a tu perro senior:

  1. Lleva al día sus revisiones veterinarias.
  2. Vigila su alimentación.
  3. Fomenta que realice ejercicio físico.
  4. Asegúrate de que disponga de una cama cómoda.
  5. Dale mucho cariño. Los perros necesitan afecto y esta necesidad se hace aun mayor cuando llegan a ancianos. ¡Dale todo el amor que puedas, se lo merece!

¿Quieres conocer más pautas sobre cuidado y comportamiento animal? ¡Tienes mucha más información en nuestro blog!