La mayoría de los canes son enérgicos e inquietos, por lo que no es de extrañar que, a lo largo de su vida, sufran algún percance físico. Desde Clínicas Veterpet, queremos informaros cuáles son los accidentes más habituales en los perros, haciendo especial hincapié, en esta ocasión, de aquellos que suelen ocurrir dentro de nuestras propias casas.

Percances más comunes de los canes dentro de los hogares

1.     Intoxicaciones

En nuestros hogares contamos con muchas sustancias que pueden resultar tóxicas para nuestros animales de compañía. Los que tengáis niños pequeños seréis especialmente conscientes de ello.

No obstante, no debemos pensar solo en productos de limpieza o plaguicidas, que son, tóxicos por definición. Hay alimentos y plantas que pueden resultar muy tóxicas para los perros.

A continuación, dejamos un listado de los principales alimentos y plantas tóxicas para los perros:

Plantas y flores Tóxicas para los perros

  • Narciso
  • Hiedra
  • Potos
  • Azalea
  • Hortensia
  • Tulipán
  • Lirio del Valle
  • Adelfa
  • Lilium
  • Costilla de Adán (Monstera deliciosa)

Alimentos Tóxicos para los perros

  • Cebolla
  • Chocolate
  • Café
  • Espinacas
  • Uvas
  • Setas
  • Nueces
  • Aguacate
  • Patatas
  • Tomate
  • Alcohol

Conocer y evitar la exposición de los perros a estos vegetales y/o alimentos es clave para prevenir posibles intoxicaciones que podrían acarrear graves consecuencias e, incluso, llegar a causar la muerte del animal en los casos más graves.

2.     Caídas y golpes

Sobre todo, los perros más activos, son propensos a sufrir algún golpe o caída. Para tratar de evitarlos debemos revisar que en nuestras casas no haya objetos punzantes o espacios peligrosos por los que nuestros animales pudieran caerse.

Al igual que, en muchas ocasiones, aseguramos ciertos espacios para proteger a los niños (ej. balcones, escaleras…) puede ser necesario hacerlo también para evitar que los canes sufran caídas.

3.     Electrocuciones

La mayoría de las electrocuciones en perros se dan por morder cables. Por esta razón, es necesario que escondamos, en la medida de lo posible, los cables tras los muebles o coloquemos fundas o canaletas protectoras.

Cuando un perro sufre una electrocución, sus órganos internos podrían sufrir daños graves y, en casos más dramáticos, podría llegar a morir fulminantemente.

4.     Ingestión de objetos

Probablemente no os resultará extraño que otra de las causas más comunes de accidentes en los perros sea la ingestión de objetos. Cuando esto ocurre el elemento extraño podría quedar atrapado en el esófago, estómago o el intestino.

Hay alimentos que también pueden ser muy dañinos para los perros. Por ejemplo, los huesos del pollo o las espinas de algunos pescados.

Si detectas que tu perro ha tragado algún objeto extraño, o bien ha sufrido una caída, intoxicación o electrocución, no te demores en ir al veterinario. Actuar cuanto antes es clave, pues es algunos casos es necesario operarle o administrarle determinados medicamentos para salvarle la vida.

¿Te gustaría continuar aprendiendo sobre salud animal? ¡Te recomendamos la lectura de los artículos de nuestro blog!