Cómo las espigas pueden afectar a la salud de los canes

Las espigas son una especie de vainas que envuelven las semillas de las plantas gramíneas. Comenzamos a verlas en primavera, pero en verano es cuando más peligrosas se vuelven, pues se secan y presentan mayor capacidad de adherencia.

Por su morfología, en forma de flecha, las espigas son capaces de clavarse con gran facilidad en prácticamente cualquier superficie por ello, en Clínicas Veterinarias Veterpet atendemos frecuentemente a perros afectados por las espigas.

Zonas del perro más afectadas por las espigas

Orejas

Sabemos que a nuestros mejores amigos les encanta jugar en zonas de hierba y no es de extrañar que las espigas se fijen en sus orejas. El problema viene cuando las espigas llegan al interior del oído, siendo imperceptibles.

 

¿Cómo detectar que puede haber una espiga en el oído de tu perro?

Tal como te comentábamos en el párrafo anterior, es muy habitual que las espigas estén en el interior del oído y no seamos capaces de verlas. Por ello, es muy importante que, si detectas algunos de estos síntomas, acudas inmediatamente al veterinario:

  • Mantiene la cabeza ladeada
  • Sacude la cabeza continuamente
  • Percibes que siente molestias al tocarle la oreja.

Una vez en la consulta, el veterinario explorará al animal y extraerá la espiga. Cuanto antes se pueda actuar, mucho mejor, ya que la espiga podría provocar otitis o, incluso, perforar el tímpano.

 

¿A qué perros afecta en especial?

Cualquier perro puede verse afectado por una espiga en la oreja, pero es cierto que los perros de orejas caídas son en los que más suele darse esta problemática. Por ejemplo, los cocker son unos de los perros con mayor tasa de estos casos.

 

Nariz

En la mayor parte de las razas caninas el hocico es una de las partes más prominentes de su anatomía y, por supuesto, sabemos que los perros son olfateadores natos. Por todo ello, la nariz de los perros es una de las zonas más afectadas por espigas.

Los cornetes nasales presentan formas complejas por lo que extraer una o varias espigas del interior de la nariz de un perro puede ser una tarea muy compleja. En algunas ocasiones puede llegar a ser necesario hacer endoscopias o, incluso, realizar un agujero en el cráneo para acceder a la espiga.

Si el can aspirara profundamente la espiga podría llegar al estómago o, en casos todavía más graves, al pulmón.

 

Síntomas de espigas en la nariz de los perros
  • Se rasca continuamente con la pata.
  • Sangra por la nariz.

 

Ojos

Cuando una espiga se introduce en el ojo de un perro puede causar severos daños.

Es muy habitual que las espigas se queden alojadas debajo del párpado del animal y que, por ello, sea difícil de detectar a simple vista. Algunos síntomas que puede poner de manifiesto que un perro está afectado por espigas en los ojos son las siguientes:

  • Inflamación ocular (normalmente de un solo ojo, aunque podría darse en ambos).
  • El animal se rasca continuamente y se muestra inquieto.

 

Si sospecharas que tu perro puede tener una espiga dentro del ojo es vital que lo lleves al veterinario para que un profesional pueda extraérsela, valorar los posibles daños que se hayan podido producir. Uno de los principales daños que suelen verse en las consultas son úlceras por el roce de la córnea.

 

Piel en general

Cuando una espiga se clava en la piel puede provocar fístulas. Normalmente se produce porque el perro camina en zonas de hierba seca y las espigas se le clavan en la piel, pudiendo causar inflamaciones e incluso infecciones más serias.

Las zonas de la piel más afectadas por espigas son las axilas, las ingles y las áreas interdigitales.

 

¿A qué perros afecta especialmente?

Los perros que más problemas de este tipo suelen tener son los de pelo largo o semilargo.

 

Dientes

Si bien es cierto que en la mayoría de los casos no suele darse una problemática seria, en perros afectados por retracción de encías, sí pueden surgir serias infecciones si se le clava una o varias espigas en los dientes.

 

Síntomas

Todos los propietarios de perros podemos tomar algunas medidas para prevenir problemas con las espigas este verano. A continuación, indicamos algunas de ellas:

 

  1. Revisar el pelo, las orejas las patas después del paseo.
  2. Cortarle el pelo.
  3. Evitar que pasee por zonas de hierba alta o con posibilidad de presentar espigas.

 

Esperamos que este artículo te haya resultado de utilidad. En nuestro blog encontrarás muchos más artículos de cuidado animal. ¡Gracias por tu confianza!