Principales causas de cojera en perros

Es muy probable que en alguna ocasión te hayas encontrado en la situación de que tu perro cojea y no sabes a qué se debe. Se trata de una situación muy habitual entre los propietarios de perros y, por ello, desde Clínicas Veterinarias Veterpet hemos preparado un listado con las causas más habituales de cojera en perros.

¡Esperamos que esta pequeña recopilación te resulte de utilidad para conocer mejor a tu mascota!

Dependiendo de la razón por la que se haya producido, la cojera puede aparecer repentinamente (agudas) o prolongarse en el tiempo (crónicas).

Cojera de aparición repentina

Este tipo de cojera aparece, como su propio nombre indica, de manera repentina y suele producirse por las siguientes causas:

  • Golpes o caídas.
  • Atropellos
  • Daños musculares leves.
  • Objetos clavados en las patas.
  • Uñas rotas.

La cojera de aparición repentina suele darse cuando, durante el juego, los canes sufren un golpe o caída de los que puede surgir alguna molestia ósea o muscular. Normalmente suele ser suficiente con unos días de reposo.

No obstante, si detectas que el dolor es agudo o que hay presencia de algún objeto en las patas del animal, es imprescindible que acudas, cuanto antes al veterinario.

Cojera crónica

El tipo de cojera que se prolonga en el tiempo. Las causas más frecuentes de cojera crónica son las siguientes:

  • Tumores.
  • Artritis.
  • Displasia de la cadera o las articulaciones.
  • Roturas.
  • Panosteitis.
  • Quistes en los dedos.
  • Osteocondritis

Si tu perro presenta una cojera que se extiende en el tiempo es clave que un profesional cualificado le explore y descarte la presencia de enfermedades o patologías serias.

Sea leve o crónica, nunca des medicamentos antiinflamatorios o analgésicos para personas a tu perro pues muchos son tóxicos para los canes.

¿Te ha parecido interesante el post? En nuestro blog encontrarás otras muchas entradas para continuar aprendiendo sobre salud animal. ¡Gracias por leer nuestros contenidos!