¿Qué dice la ley española de los Perros Potencialmente Peligrosos?

El asunto de los perros potencialmente peligrosos queda recogido en el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

En esta ley se recogen las características que han de reunir estos canes para recibir dicha denominación, las normas que se han de seguir para garantizar la seguridad y qué licencias hacen falta para tener uno de estos perros.

Qué perros se consideran como ‘potencialmente peligrosos’

1.     A aquellos que pertenecen a unas determinadas razas:

  • Pit Bull Terrier.
  • Staffordshire Bull Terrier.
  • American Staffodshire Terrier.
  • Dogo Argentino.
  • Fila Brasileiro.
  • Tosa Inu.
  • Akita Inu.
  • Cruces de perros de cualquiera de las razas anteriores.

2.     A aquellos que cumplan con todas o la mayor parte de estas características:

  1. a) Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
  2. b) Gran valor y marcado carácter.
  3. c) Pelo corto.
  4. d) Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y con un peso de más de 20 kg.
  5. e) Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.
  6. f) Cuello ancho, corto y musculoso.
  7. g) Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
  8. h) Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

3.     A aquellos que hayan agredido a animales o personas o presenten un carácter especialmente agresivo (aunque no cumplan las anteriores condiciones).

Normas de seguridad

En el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo se enumeran las normas que se han de cumplir en espacios públicos:

1.     Normas relativas al perro potencialmente peligroso:

  1. El perro tendrá que llevar un bozal adecuado para su raza y ser conducidos con una correa (o cadena) no extensible de máximo 2 metros.
  2. Si se encuentran en lugares delimitados como parcelas, fincas o terrazas, tendrán que estar atados (a no ser que se cuenta con espacios adecuados para que las personas no corran peligro).
  3. Debe de estar identificado mediante un «microchip».

2.     Relativas a la persona que lleva/conduce al perro potencialmente peligroso

  1. Cada persona podrá llevar solo uno de estos perros
  2. Deberá portar la licencia administrativa de tenencia de animales potencialmente peligrosos y la certificación acreditativa de la inscripción del animal en el Registro Municipal de animales potencialmente peligrosos.
  3. Los adiestradores, comerciantes y criadores de animales de este tipo, tendrán que contar con los medios e instalaciones adecuados para tenerlos.
  4. Si el perro fuera robado o se perdiera, será obligatorio comunicarlo en el Registro Municipal de animales peligrosos en como máximo 48 horas.

Licencia administrativa para la tenencia de animales potencialmente peligrosos

Requisitos para obtener la licencia

Para obtener la licencia administrativa de tenencia de animales potencialmente peligrosos, los solicitantes tendrán que cumplir una serie de requisitos específicos (ser mayor de edad, presentar determinados certificados de capacidad física y aptitud psicológica, acreditar que se cuenta con seguro adecuado de responsabilidad civil…).

La licencia administrativa de tenencia de animales potencialmente peligrosos es válida durante cinco años. Pasado este tiempo será necesario renovarla.

Estigmatización de los PPP

Existen determinadas razas de perros que, lamentablemente, sufren una gran estigmatización por el simple hecho de pertenecer a la misma. Ya sea por miedo o por desconocimiento, los canes de razas considerados ‘potencialmente peligrosas’ suelen ser percibidos como animales violentos.

Por todo lo anterior, hay muchos amantes de los animales que han comenzado a llamar a los PPP, ‘perros potencialmente pegajosos’ para tratar de poner el foco en este problema.

¿Estás pensando en aumentar la familia con un perro ‘PPP’? ¡Debes de tener en cuenta que son unos perros fuertes y con carácter, pero con una adecuada educación tendrás a un fiel compañero que te dará todo su amor!