Necesidades de las tortugas acuáticas

Lo primero que debes tener en cuenta si quieres tener una tortuga como mascota es si se trata de un espécimen de tierra o de agua. Las necesidades de hábitat y alimentación son distintas para las acuáticas y las terrestres.

En esta ocasión, hemos pensado que puede resultaros de utilidad tener una pequeña guía-resumen sobre los cuidados que necesitan las tortugas de agua.

Hábitat adecuado para tortugas de agua:

Un hecho que debes conocer es que las tortugas (tanto terrestres como acuáticas) no son capaces de regular su temperatura corporal, por lo que es vital que el espacio en el que habiten tenga unas condiciones climatológicas adecuadas.

A continuación, profundizaremos más, a este y otros respectos sobre las tortugas acuáticas.

¡Es fundamental que este tipo de tortugas tengan a su disposición una zona de agua, pero también cuenten con un área seca en la que reposar!

Zona de agua

Las tortugas de agua necesitan nadar, por lo que es fundamental que cuenten con una zona de agua. En la mayoría de los casos, con unos 15-20 cm de profundidad será suficiente,

Para mantener una correcta higiene es conveniente proceder a la limpieza del acuario, como mínimo, una vez al mes y cambiar el agua unas dos veces a la semana.

Zona seca

También es importante que las tortugas de agua cuenten con un área de reposo seca de grava o arena. Debes asegurarte de que dispone de una zona a la sombra para poder resguardarse del sol.

Como os comentábamos al inicio de este apartado, las tortugas necesitan vivir en lugares con condiciones climáticas adecuadas. Las tortugas acuáticas deben vivir en ambientes de entre 26 y 30 grados. Lo más habitual es instalar una lámpara que proporcione radiación UVB y calor.

Alimentación de las tortugas acuáticas

La mayoría de estas tortugas tienen una alimentación de tipo carnívora. No obstante, también suelen comer algunos vegetales de manera puntual.

Existen piensos especiales para las tortugas de agua, pero es positivo combinarlo con otros alimentos frescos como trozos de carne o gambas. Te recomendamos que, además, le des suplementos de calcio para reptiles.

Hibernación

Por otro lado, debes saber que no todas las tortugas hibernan. Son solo algunas las especies que pasan por este proceso que se da cada año en otoño e invierno.

En el caso de que tu tortuga de agua sea de una especie que hiberne, es conveniente que te asegures de que está en buen estado de salud antes de que entre en este proceso.

Detectar si tu tortuga goza de buena salud puede ser una tarea difícil a simple vista. Acudir a revisiones veterinarias periódicas garantizará que las condiciones de salud de tu mascota son las adecuadas y está preparada para hibernar.

Al aire libre

Pueden hibernar al aire libre o en el fondo de su estanque. Para que hibernen en un estanque deben contar con, al menos 45 cm de profundidad. Esto es fundamental. ¡Si no dispones de un estanque con estas características es mejor que la lleves dentro de casa!

Dentro de casa

Si deseas que la hibernación se produzca en el interior de tu hogar debes colocar a tu tortuga dentro de una caja de madera o cartón, en una zona oscura y lo más tranquila posible.

¡Es importante que coloques un termómetro y te asegures de que la temperatura no sea mayor a 10º C!

 

El asunto de la hibernación en tortugas es complejo y lo más conveniente es que un veterinario te asesore teniendo en cuenta las características particulares de tu mascota.

Recuerda que en nuestro blog encontrarás muchos otros artículos sobre cuidado animal y que, si te surgen dudas, puedes contactar con nosotros a través de nuestras cuentas de Facebook e Instagram. ¡Gracias por confiar en Veterpet!

 

 

 

Valoración