Guía básica de necesidades de los hámsteres

Los hámsteres son unos de los roedores que más frecuente encontramos en los hogares como mascota. Esto se debe a que, además de ser unos animales de tamaño pequeño, no requieren cuidados complejos.

Debido a esta ‘sencillez en los cuidados’ es uno de las mascotas más regaladas a los niños en cumpleaños, Navidad… No obstante, no debemos olvidar que los hámster son seres vivos y que, como reivindicamos en el artículo del Día Internacional de los Derechos Animales   merecen respeto y ser tratados con dignidad.

Por todo ello, hemos preparado un breve artículo para que aquellos que decidan tener un hámster conozcan los cuidados que los cricetinos precisan.

Consideraciones previas

Hay un par de aspectos que, desde Veterpet nos parecen muy importante que conozcáis pues es muy frecuente que se pasen por alto.

  1. Nunca bañes a un hámster

Son animales higiénicos que se limpian ellos mismos.

  1. Son animales nocturnos

Respeta sus horas de sueño durante el día.

  1. Sácalo de la jaula con frecuencia

Es importante que juegues con él cada día y le saques de la jaula para que se acostumbre a tu presencia y no se asilvestre.

Alimentación

Lo ideal es que su dieta se parezca lo máximo posible a la de los hámsteres que viven en libertad y que se alimentan de plantas, insectos, semillas y granos.

Por lo general, un hámster promedio suele comer unos 15 gramos de pienso al día, pero no te preocupes por el tema de las cantidades, pues los hámsteres son capaces de administrar sus raciones, son muy independientes en este sentido. ¡Asegúrate de que tu mascota tenga siempre comida y el mismo sabrá racionarla!

Alimentos que sí pueden comer los hámsteres

Una buena forma de ofrecerles una alimentación equilibrada es darles pienso especial para hámsteres (contiene cereales y semillas) y también algunas plantas, frutas (plátano, melón, arándanos, fresas, uvas, ciruelas…) y verduras (pimientos dulces, apio, endibia, coliflor, calabacín, chirivía, judías verdes…).

También es interesante que, de vez en cuando le ofrezcas frutos secos (ej. nueces o castañas) y carnes (ej. pollo o pavo cocido), pues hará las veces de los insectos que suelen ingerir cuando viven en libertada.

De manera esporádica también puedes darle a tu hámster galletas o croquetas para perros y gatos. Sí… ¡como lo lees! Contienen gran aporte de proteínas, lo que les irá genial. También les suele gustar la leche y el huevo cocido, por lo que puedes dárselos de manera esporádica a modo de golosina.

Alimentos que no pueden comer los hámsteres

Existen alimentos que, bajo ningún concepto debes dar a tu hámster, algunos de ellos son: patatas, almendras, chocolate, ajo, cebollino, naranja, berenjena, limón, perejil o chocolate.

Agua

Es imprescindible que los hámsteres dispongan siempre de agua limpia y fresca. Te recomendamos que optes por una botella, pues los recipientes tipo cuenco pueden volcarse.

Espacio de vida adecuado

Lo primero que debes tener en cuenta si vas a traer un hámster a casa es proporcionarle un espacio adecuado en el que vivir. A continuación te contamos cuáles son los principales elementos con los que debes contar.

La jaula

Higiene y limpieza de la jaula

Es muy importante que ofrezcas a tu hámster un área limpia y segura en la que vivir. Para garantizar la higiene del espacio te recomendamos limpiar la jaula una vez a la semana con agua y jabón.

Para desinfectarla puedes usar vinagre mezclado con agua.

Dimensiones y condiciones ambientales

Cuanto más espaciosa pueda ser la jaula para el hámster, mejor. De este modo el animal podrá hacer ejercicio y se evitarán problemas de ansiedad.

Por otro lado, es muy importante que te cerciores de que las condiciones ambientales son adecuadas. Evita que le de la luz del sol directa, que no sea un área ni muy fría ni muy calurosa y que no haya mucho ruido.

Lecho

Además de mejorar la higiene de la jaula, colocando un lecho para hámsteres en el suelo (con una capa de unos 7 cm será suficiente), conseguirás que tu mascota se sienta mucho más cómoda.

Zona cubierta

Asegúrate de proporcionar a tu hámster una casita donde poder descansar y encontrar cobijo.

Accesorios de juego

En lo que se refiere a la actividad física, los hámsteres son animales muy activos y juguetones por lo que deben contar con una rueda en la que puedan correr y jugar. Esto repercutirá positivamente en su salud, tanto física como mental.

Por otro lado, también puedes incorporar otros elementos como tubos, pelotas… para que el roedor se divierta. ¡En nuestras Pet Shops encontrarás un sinfín de opciones!

Esperamos que este contenido os haya resultado de interés y recordad que en nuestro blog encontraréis muchos más artículos sobre cuidado animal.

Valoración